Poemas

Después nada

I

Descubro el puente

por donde el poema se abisma

giran ruedas

y en ellas los demonios

duele el roce

triunfa el miedo

II

Me despierta en un sueño

tu boca en mi seno

reclamas en público

tu potestad sobre mi cuerpo

y yo te la niego

Después nada

el sol brilla de pronto

una tarde cualquiera

nos cruzamos en la calle

y caminamos

dando pasos sobre el suelo caliente

como si pisáramos espinas.

Animal de aire

Estás dentro del agua

a veces bajo

a veces ciego

Yo

me arriesgo a morir

a veces muero

con mi linterna en el pecho

solo unos minutos

y no puedo tocarte

Soy animal de aire

En tu lugar azul

cantan las medusas

estás tranquilo

respirando allí

sin escamas

Poca luz llega

tan poca

a tu lugar azul.